fbpx

Análisis Fundamental Vs. Análisis Técnico, ¿qué camino elegir?

Por: Eduardo Moreno, Director de Estrategia y Trading en 21 Trading Coach

Es habitual encontrar en mercado de capitales seguidores y críticos de estos dos bandos. Parece que a lo largo de los años estas dos metodologías de análisis han tenido la capacidad de levantar amores y odios en proporciones similares. Cuando una persona del común comienza a interesarse por las inversiones en bolsa, uno de los principales dilemas que encuentra es por cual línea enfocarse.

Encontrará que un fundamentalista le dirá que la utilización del análisis técnico para las decisiones de compra y venta se compara con hacer “castillos en el aire” mientras que el análisis fundamental le dará bases sólidas para la selección de valores en una cartera. Por el contrario, un inversionista técnico le afirmaría que el análisis fundamental simplemente alarga y dilata la selección de valores al incluir demasiado análisis, lo que podrá hacerle perder oportunidades en miles de activos por la concentración en unos pocos mientras que el análisis técnico le dará agilidad y confianza basado en el hecho de que el comportamiento del mercado es más sicológico que lógico.  

Análisis técnico.

Es el método de predecir el comportamiento de los activos a través de la utilización de gráficos bursátiles; por esta razón son llamados en muchos casos chartistas. Es normal escuchar que para un analista técnico el mercado es 10% lógico y 90% sicológico. Este tipo de análisis busca anticiparse al comportamiento de los demás participantes del mercado, observando que han hecho en el pasado y tratara de proyectar ese comportamiento en el futuro. El analista técnico por consiguiente mantendrá la esperanza de que los demás agentes vuelvan a comportarse de manera similar a como lo han hecho anteriormente.  

Análisis fundamental.

Contrario a la visión de los técnicos, los analistas fundamentales consideran que la lógica supera el efecto sicológico de los individuos, el cual puede ser meramente transitorio. Por consiguiente podemos decir que para este tipo de analistas el mercado es 90% lógico y 10% sicológico. Por esto para ellos una inversión a mediano y largo plazo debe tener un análisis fundamental intrínseco. A decir verdad la mayor parte de los inversionistas institucionales aceptan más fácilmente el análisis fundamental ya que para ellos este permite evaluar de manera más confiable la calidad de los candidatos a formar su portafolio.  

Que puede decirle una gráfica?

El análisis técnico parte del hecho de que toda la información que concierne a un activo (ingresos, dividendos, rendimientos futuros, etc) está reflejada en el precio, es decir, el precio lo descuenta todo. Un argumento importante es que los mercados se mueven en tendencias; así, si un activo está subiendo tenderá a continuar su tendencia. Un activo que se encuentre en un movimiento lateral tenderá a mantenerse en una situación de “reposo”. En palabras de John Magee “los precios se mueven en tendencias y las tendencias tienden a continuar hasta que algo extraordinario cambie esta dinámica.  

Justificación de los métodos de análisis gráficos:

La afirmación de que las tendencias siempre buscan continuación tiene algunas explicaciones: - La sicología de las masas. Cuando las personas notan que un activo sube con constancia quieren hacer parte de la fiesta y buscan “subirse al tren” para montarse en la subida. - Hay desigualdad en la información fundamental. Muchos analistas técnicos coinciden en que la información verdaderamente importante no se publica oportunamente limitando el acceso a la mayoría de inversionistas. Cuando una información positiva muy influyente sale, el primero en conocerla compra la acción generando alzas en los precios; el siguiente acto será divulgarla entre sus amigos. Cuando los demás inversionistas profesionales la detectan se activa un ejército que hace que el crecimiento de la acción sea fuerte. Por último, son la gente del común los que tienen acceso a la noticia y son los últimos en comprar. - Para los analistas técnicos puede logarse el aprovechamiento del crecimiento de la acción desde el comienzo incluso sin tener información privilegiada. Simplemente con la observación de los gráficos puede sentirse “el aroma” de la creciente que se aproxima y comprar antes que el público en general.  

Porque en muchas ocasiones fallan los gráficos?

Los técnicos compran cuando una tendencia alcista está establecida y venden cuando esta se ha roto. Pero a menudo la aparente ruptura de una tendencia alcista no es una señal de venta sino que, por el contrario, es una señal de “comprar barato” para los inversionistas lo que hace que el precio suba nuevamente, haciendo perder a brújula a los chartistas. Otra de las razones que suelen escucharse es que la masificación de estas técnicas hace que su utilización sea contraproducente. Entre más y más personas las usan, pierden calidad.  

Que puede decirte el análisis fundamental?

Para los fundamentalistas fijarse únicamente en el precio de la acción es un verdadero error. En el caso de las acciones, el trabajo más importante de cualquier analista debe concentrarse en la estimación del futuro de la empresa, las expectativas de utilidades y su política de dividendos. Debe evaluar con detenimiento niveles de ventas, costos de operación, esquemas impositivos de la zona donde se desenvuelve, políticas de depreciación, necesidades de capital, etc. Una empresa no es una entidad aislada del mundo, por lo que está fuertemente ligada a los efectos de la industria a la cual pertenece. Es por esta razón que la mayoría de los analistas utilizan técnicas de Top-Down donde la evaluación de la industria es previa a la evaluación individual de la compañía.

Porque en ocasiones falla el análisis fundamental?

Podemos hablar algunos defectos en este tipo de análisis, por ejemplo, al evaluar una empresa: - En primer lugar la información disponible y el análisis que se haga de esta información puede ser incorrecto. - En segundo lugar, estas circunstancias pueden llevar a invertir en un “valor dañado”. - El mercado puede no corregir su “error” y se abre la posibilidad de que el precio no converja a su valor estimado. - La no materialización de los crecimientos esperados llevará a pérdidas extremas en el valor de la acción.  

Uso conjunto del análisis fundamental y el análisis técnico

Muchas personas utilizan la combinación de estas dos técnicas para evaluar si una inversión es atractiva o no. Algunas “reglas” que podrían seguir este tipo de inversionistas pueden ser las siguientes:

  • Invertir únicamente en empresas en las que se espere que su crecimiento en los próximos años sea superior a la del promedio. Un crecimiento sostenido de las utilidades suele contribuir a un crecimiento sostenido del valor de la acción. Un inversionista tendrá “más probabilidad” de obtener beneficio si invierte en empresas exitosas.
  • No pagar más por una acción que su valor intrínseco de mercado. Por lo general las rentabilidades que genera el promedio de la industria y del mercado pueden ser un buen punto de partida y un “benchmark” para nuestro valor. La relación Precio-Beneficio (PER) suele ser un criterio de selección determinante. Tenga cuidado con valores cuyos crecimientos futuros ya están descontados; si este crecimiento no se materializa, la caída va a ser mucho más fuerte que la subida.
  • Busque activos cuyo crecimiento previsto sea equivalente a crecimientos generados en el pasado. Desde el punto de vista técnico puede observar si el valor tiene espacio para continuar “técnicamente” su crecimiento (Play behaviour, Castle in the Air).

Para terminar, me resulta interesante hacer un breve resumen de la hipotesis de mercados eficientes (Efficient Market Hypotesis - EMH). Cada una de las partes de esta teoría tiene una posición frente a cada uno de estos tipos de análisis.

Eficiencia de los mercados:

Esta teoría presenta 3 formas distintas: forma débil, forma semifuerte y forma fuerte.

  • Forma débil. Hace referencia a que no es posible encontrar estrategias eficientes que superen los rendimientos del mercado, a partir de precios históricos de cualquier activo. Supone que todos los participantes del mercado sabrán cómo interpretar las señales de las series históricas y actuarán de acuerdo a ellas. Esta versión de la teoría ataca firmemente al análisis técnico, haciéndolo ver como inútil. Incluye la tesis del paseo aleatorio en la cual, la mejor predicción para el valor de una activo mañana es el valor de hoy; solo podrá afectarse por noticias las cuales se producirán de manera aleatoria, por consiguiente el cambio de los precios también será aleatorio.
  • Forma Semifuerte. Esta forma intermedia de la teoría supone que los precios de los activos incluyen la información pasada y la información pública que, en el caso de las acciones, corresponde a resultados económicos, políticas de gestión de dividendos, salud financiera, entre otros. Por esta razón, el precio de los activos se ajusta rápidamente a toda esta información y resulta imposible lograrse un rendimiento superior al del mercado. Esto implica un fuerte ataque al análisis fundamental en el cual, según esta forma de la teoría, solo lograría mejores resultados que el promedio a través de información privilegiada.
  • Forma Fuerte. Los activos reflejan absolutamente toda la información disponible. Por supuesto, el tema de la existencia de información privilegiada (demostrada su existencia con cientos de ejemplos en Wall Street) hace que esta versión pierda algo de validez. Esta forma vuelve a atacar directamente al análisis fundamental.

Para la EMH el análisis fundamental y el análisis fundamental no sirven para nada. De ser así, para que molestarse en el análisis? Sería la teoría del mono y los dardos enunciada por Malkiel; Cualquier mono con los ojos vendados y lanzando dardos a las páginas financieras de Wall Street Journal escoge tan bien una cartera de inversion en sus rendimientos como lo harían los mejores analistas del mercado de valores.  

Cuál de estas técnicas es más eficiente? Cual resulta más efectiva? La respuesta final la encontrará en la experiencia que día a día usted recoja en su vida como inversionista. En mi opinión, ambas tienen poderes especiales que las hacen atractivas, simplemente debe profesionalizarse, estudiarlas e interiorizarlas con empeño y dedicación. La gestión de valores no es una ciencia, es un arte que se encuentra en evolución constante. Es perfectamente claro que el mercado no es siempre eficiente, son realmente manías que se van adquiriendo en el oficio pero que se alejan de la realidad, simplemente lo es en mayor o en menor medida en diferentes momentos.

Por otro lado, resulta muy dificil trasformar las noticias en valor. Básicamente, las batallas se ganan antes de comenzar, por esta razón antes de iniciar cualquier travesía, dedíquele tiempo al aprendizaje. Algunos gestores logran mejorar la media del mercado, eso es perfectamente demostrable (Warrent Buffet, Peter Lynch, etc), aunque pocos lo logran de forma sistemática. La gran mayoría de los profesionales no lo hacen. Pero no puede ser de otra forma.   

 

Bibliografía:

“A Random Walk Down Wall Street” capítulo 6: “Technical and Fundamental Analysis” de Burton Malkiel. Apuntes de clase Don José Luis de Mora Gil Gallardo, de quien tuve el honor de recibir sus enriquecedoras conferencias sobre análisis fundamental.

 

Artículos Relacionados:

Gráficos Bursátiles: Construcción e Interpretación

Velas Japonesas: Introducción y Señales de Cambio de Tendencia

Velas Japonesas: Señales de Cambio de Tendencia II

 

Volver al menú de formación